viernes, 27 de mayo de 2016

Historias, convivencias, costumbres... Loroñe (por Isolina Álvarez- Cuqui)

Mirando nuestro pasado, allá por los años 50 y 70, encontramos muchas y sencillas costumbres que todos recordamos, con más o menos nostalgia...

Loroñe era un pueblo de labranza y ganadero. Se vivía del campo. Se cosechaba maíz, trigo, fabes, patatas y simiente.
Mis padres y mi tío abuelo en 1956 - Cuqui

Cuando llegaba la hora de recoger la cosecha, empezando por el trigo y la simiente, como no había trilladora, se iba a garrotiar a la campera del Rondiellu. ¡Daba gusto oír garrotiar! Tenían que guardar bien el compás, porque si no se daban con el garrote (dos palos unidos por una cuerda o correa) ellos mismos. Era un ritmo muy especial. Ya pocos sabemos lo que es garrotiar (golpear el trigo o la escanda con el garrote para desgranar la espiga).

Luego, venía recoger el maíz con les esbilles, dónde se juntaban todos los vecinos unos con otros a esbillar (desgranar el maíz). En la última esbilla se daba la sosteya que consistía en manzanes asaes, si se podía unes galletes y un vinín dulce con nueces torraes. ¡Qué felices nos hacían!

Mis hermanas y mis padres - Cuqui


También había mineros. Iban a la mina de Pie Potru, a la de Floruros y alguno a la mina del Cavanón o de Pedrín (era de Pedro Pis de Carrandi).

Existían los carreteros, que bajaban el mineral de Pie Potru al lavadero de Peña (estaba dónde el puente de Ruvera). También bajaban el mineral del Cavanón. Más tarde, empezaron a aparecer los camiones y las carretas. Éstas, se dedicaron a carretar madera que llevaban en carru hasta Ribadesella. Ésto lo hacían tres carreteros: Kike Bárzana, Nemesio (más conocido por Machaco) y Manuel Álvarez (mi padre). 




Dejaban los carros cargaos en la curva antes de salir al Barrigón, y muy de madrugada, salíen pa Ribadesella. Llevaban las parejas de bueyes preparades con melenas, lloquerada y el quinqué colgando del carru. De vuelta traían teja o ladrillo. Acordaros que los carros no tenían freno. Había que galguiarlos con unas varas que se ponían en las ruedas, ataes con cordel de un bandón a otro del carru; y para frenar, tenían que apretar les cuerdes...



Hay un cantar que le hizo Manolo el de Fuentes a mi padre, Manuel, -cuando venía a buscar la leche-, que decía así:

Carreteru faime un carru
con les ruedes de madera
pa carretar mineral
de Pie Potru a la Ruviera

Hoy todavía se siembran patates y algo de maíz, Aún hay algunos ganaderos como son: Ana y Gaspar luis, Senén y Almudena, Luis y Luisa Mari, Vicente Fernández, Belén de la Fuente y Manolo Olivar...



¡Cuántas cosas que contar y recordar! ¡Cuánta historia para hacerla completa...!

Hoy, hasta aquí, para recordar con cariño y respeto a nuestros antepasados. ¡Gracias a ellos, hoy estamos aquí!

Homenaje y recuerdo a todos ellos.

Loroñe 25/08/2010
Isolina Álvarez (Cuqui)


2 comentarios:

  1. Aunque no nací ni viví en el campo, me agrada escuchar estas rememoranzas que seguro han sido momentos muy lindos vividos en el ayer, junto a los seres que amas o amaste donde la vida no era tan complicada y había grandes dosis de
    alegria compartida.

    ResponderEliminar
  2. Que bonito tía, cuantos recuerdos, que buena gente, que sangre tengo. Que morriña de Loroñe siempre, cuanto me habéis cuidado siempre y como os hacéis querer. Lo mejor de ese Paraiso Natural son sus gentes, siempre lo diré.

    ResponderEliminar